28/8/08

Supersticiones XX


Creo que no hay persona que no tenga un espejo en su casa. Pero ¿qué pasa si se rompe?

Cualquiera pensaría… pues se cambia y ya está, pero l@s supersticios@s pondrían el “grito en el cielo” si les pasa a ellos.

Un día de trabajo, de esos relajados y armoniosos, y faltando tan sólo una hora para que finalizara mi jornada, se me acercó una señora con la cara un poco desencajada y me dijo: “señorita, ¿puede acompañarme al servicio?, ha sucedido algo”

Me asusté un poco porque pensé que alguien se había caído, pero me llevé una grata sorpresa cuando llegué y vi que sólo se había roto un espejo. Para mi no era nada del otro mundo, pues se cambia y problema solucionado. Pero para la señora era un problema y, por lo visto bastante grave, ya que se había resquebrajado mientras se lavaba las manos y eso, según ella, le traería mala suerte.

Me pidió que lo cambiara en el momento, pero lógicamente no tenemos espejos nuevos guardados por los rincones y no podía complacerla. Así que hablé con ella, le dije que de momento lo único que podía hacer era decirle al compañero de mantenimiento que lo quitara y encargar uno nuevo. Se fue un poco mustia, pero era lo único que podía hacer en ese momento.

El compañero de mantenimiento se encargó de todo y al día siguiente por la mañana ya había puesto uno nuevo.

A media mañana llegó la señora y lo primero que hizo fue ir al servicio. Cuando salió se dirigió a mi y me dio las gracias por haberlo cambiado tan rápido… diciéndome al final que si no lo hubiéramos hecho ella no se quedaba a jugar.

¿Qué pensáis cuando se rompe un espejo?

2 comentarios:

Juan /Algeciras/ dijo...

Pues de que se rompa un espejo pienso lo mismo que de pasar por debajo de una escalera. que se cruze un gato negro,martes y trece,abrir un paraguas dentro de casa etc, etc. todas son tonterias. por cierto me gusta tu blog.SALUDOS

Carmen dijo...

Juan, muchas gracias por tu comentario.
Todo son supersticiones y parece que tú no lo eres. Yo tampoco lo soy, pero tengo mis manías.

Un saludo