23/9/08

Mírame a los ojos


Cada persona tiene sus costumbres y formas a la hora de dirigirse a otra y yo tengo las mías.


No lo puedo evitar, pero si cuando hablo no miro a los ojos me da la sensación de que no estoy hablando con esa persona. Y no sólo eso, si no que también veo en los suyos la expresión cuando escucha lo que le estoy diciendo, y eso me dice mucho.

Hay personas que cuando se dirigen a otra, miran hacia otro lado y eso a mi me pone muy nerviosa.


Tengo un amigo al que precisamente le pasa eso. Algunas veces le digo que me mire a la cara, pero él me responde lo mismo una y otra vez “es que yo hablo así” y me pongo de los nervios. Pienso que no es una manía, pero lo de mi amigo sí. Y diría que no es claro y que esconde algo a la hora de hablar si no fuera porque lo conozco desde que tengo uso de razón, y de eso ya hace un porrón de años.


Cuando trabajaba en salas de bingo físicas, no se porqué, pero cada vez que un cliente se dirigía a mí y no me miraba a los ojos me daba la sensación de que no me estaba hablando en serio. No por ello lo escuchaba con menos interés y no podía evitar el intentar buscar su mirada aunque me tuviera que poner de puntillas o moverme continuamente de un lado hacia otro.

Os cuento esto, por si alguna vez nos vemos por la calle o en cualquier otro sitio, para que no me pongáis nerviosa cuando entablemos una conversación.


Es que, a veces, una mirada vale más que mil palabras, o no?

10 comentarios:

Currini dijo...

Carmen yo diría solo una cosa...." Los ojos son el espejo del alma" y si además son bonitos mejor que mejor.
Un abrazo

m4n010 dijo...

Me pasa igual que a tí. Cuando hablo con alguien y no me mira a los ojos lo tomo como una falta de educación o en algunos casos como excesiva timidez.
Pero no me gusta que miren para otro lado cuando hablo.

Carmen dijo...

Es cierto Currini, los ojos son el espejo del alma y para mi dicen mucho, aunque no sean bonitos. Pero por su puesto que si lo son , pues mejor.

Besos

Carmen dijo...

Cuando miran hacia otro lado me pongo muy nerviosa M4n010 y es cierto que no lo puedo evitar.

Besos

RAMPY dijo...

La verdad, estoy de acuerdo contigo. Precisamente, ese es un defecto que he tenido que corregir, porque tenía la costumbre de cuando hablaba con alguien, mirar a otro lado, y daba la sensación de falta de atención hacia esa persona, y también un poco de respeto, porque parecieras que no le estés prestando atención.
Afortunadamente, he podido corregir ese defecto, cosa que me ha costado mucho. Y bueno suscribo lo que dices en tu post de hoy.
Besotes para ti, y que pases lindo día.
Saludos
Rampy.

Carmen dijo...

Rampy, para mi esa rectificación dice mucho de tí. Siempre he pensado que eres una buena persona y veo que no me he equivocado.
Por cierto, te vuelvo a felicitar por tu post de hoy.

Besos

Esther dijo...

tienes razón no hay nada mejor que hablar mirando a los ojos .Yo en una ocasión conocí a un amigo mío y me dijo que lo que más le gustaba de mi es que al hablar siempre miraba a los ojos que hay justo gente que evita las miradas y que yo las buscaba.. Los ojos expresan mucho a veces más que mil palabras ¿por qué ocultar una mirada?

besos

Carmen dijo...

Esther, a mi con la mirada se me entiende casi todo.
En casa dicen que se me cambia la cara cuando me enfado, por las miradas que echo.

Mis ojos son como un libro abierto de mi interior.

Besos

senovilla dijo...

Los ojos delatan a las personas y reflejan sentimientos encontrados con las palabras.

Te cuento que con JORGE Y LUCIA uso lo de los ojos de la verdad, porque como son muy cucos se acusan entre ellos para no decir quien ha sido el culpable, pero les digo NIÑOS vamos a ver los ojos de la verdad, y es infalibre, el mentiroso cae rapidamente y es más se da cuenta de su mentira.

Los buenos psicologos son capaces de ver en sus pacientes las señales que transmiten las miradas.

Saludos con Ojo Avizor

Carmen dijo...

Qué suerte tienen tus hijos Senovilla, deben de ser encantadores. Tienen un padre que sabe como hacerles entender que la mentira está mal con una simple mirada.

Besos