9/9/08

Se fué la luz


Después de años de experiencia en salas de bingo, lo peor que le puede pasar a un jefe de sala es un corte en el suministro eléctrico durante el desarrollo de una partida y digo esto por experiencia.


Llevaría unos seis meses como jefa de sala, más o menos. Y un día, faltando un par de horas para el término de mi jornada, nos quedamos sin luz a mitad de una partida.

¡Qué está pasando! No daba crédito. En ese momento estaba en el office hablando con la jefa de cocina y me fui a toda prisa para la sala. Tuvimos suerte ya que el serpentín (parte de la máquina extractora donde se acumulan las bolas según su orden de extracción) no había tirado las bolas.

Intenté reanudar la partida, pero fue imposible… ¡si es que no había luz!


En ese momento empecé a pensar en los clientes porque, claro está, querían terminar la partida. Hice lo imposible, pero no me quedó otra opción que llamar al compañero de mantenimiento.

Mientras él intentaba solucionar el problema, yo debía tranquilizar a los clientes y, por su puesto darles una explicación de lo que estaba sucediendo.


Lo primero fue coger el micrófono y decirles: “señores clientes, por un corte en el suministro eléctrico ajeno a nuestra voluntad, nos vemos obligados a detener la partida. En el momento en que éste se solucione la reanudaremos desde el punto en el que nos quedamos. Mientras tanto pasarán nuestros camareros para ofrecerles un refresco. Muchas gracias por su comprensión” A continuación se oyó un murmullo en la sala, pero ninguna palabra más alta que otra. Lo cual me tranquilizó porque entendí que lo comprendían.


En menos de un cuarto de hora estaban todos los clientes servidos y a la espera de reanudar la partida. Instantes después todo se había solucionado y terminamos de jugarla sin ningún otro tipo de problema.

Una vez más tenía que agradecérselo al compañero de mantenimiento, ya que tantas y tantas veces hizo lo imposible para que todo funcionara bien.


Y es que repito lo de siempre… trabajar en equipo es la mejor forma de funcionar.

4 comentarios:

anti-publicista dijo...

Carmen, ¿como hicistes para que funcionara ese micro si no habia luz? si me vas a decir que habia un generador, tambien se podia haber terminado la partida con el mismo, me suena esto a trola.

Begoña dijo...

Jo q mala suerte, Opino lo mismo q tu, trabajar en equipo es lo mejor, a mi me encanta cuando hay buen rollo entre mis copañeras y yo se trabaja muy agusto.
Un saludo Bye

Carmen dijo...

Efectivamente había un generador.
Cuando se fue la luz afectó al sistema y el compañero de mantenimiento fue lo que arregló. Cuando todo estaba solucionado decidí terminar la partida hasta que volvió la luz y continuó la jornada.

Carmen dijo...

Gracias por tu comentario Begoña.
Ya veo que no soy la única que piensa que el compañerismo es muy importante a la hora de trabajar a gusto.

Un saludo