15/4/08

Hasta el año que viene!

¡Que pena! Ya se terminó la feria. Este año casi no se ha podido disfrutar y digo casi porque aunque ha llovido y ha hecho bastante frío, he paseado mi nuevo traje de flamenca por toda la feria, aunque no todo lo que me hubiera gustado. El lunes fue curioso porque llovió antes y después del alumbrado y se pudo disfrutar de ese momento tan esperado. El martes y el miércoles llovió sin compasión y el recinto ferial estaba un poco mustio, pero llegó el jueves y como dejó de llover me puse mi traje rojo y me lancé a cantar, a bailar, a comer y a beber. Íbamos de caseta en caseta viendo a todos los amigos, al principio con bastante frío, pero el cante y el baile hace que enseguida entres en calor. Y por fin llegó el viernes, un gran día para mí porque nos reunimos toda la familia y realmente fue grande. Al principio éramos veinte personas, entre familia y amigos, y algo mas tarde ya casi treinta. Me lo pasé muy bien hasta las seis y media de la mañana que nos fuimos a tomar un chocolate con churros para acostarnos desayunados y despertarnos el sábado preparados para irnos otra vez a la feria.

La intención era ir en plan mas tranquilo, pero una vez que estás allí parece que entras en otro mundo, se te quita el sueño y empieza de nuevo la jarana. Así fue como despedí la feria 2008, cantando y bailando.

2 comentarios:

azpeitia dijo...

Es muy confortable tu blog y tu forma de contar las cosas....azpeitia

Carmen dijo...

Azpeitia, tus palabras si que son reconfortantes para mí.

Gracias por tu agradable visita.

Un gran saludo